viernes, 24 de febrero de 2017

Segunda Vuelta

In nomine Domini

Acerca de la forma como se puede tomar esta segunda vuelta, para el bien del Ecuador, esta bitácora no tiene otra cosa que sugerir más que lo siguiente: Penitencia y Oración.

Y esto se hace mucho más obvio ya que estamos a punto de entrar en tiempo de Cuaresma.

Por una parte la Penitencia, no solamente se limita al cumplimiento de la abstinencia (es decir no consumir carne de res, chivo, cuy, puerco, pollo, pato, pavo, además de otros animales similares y los derivados que se producen con ellos) durante la Cuaresma, sino además realizar en este tiempo una acción de forma voluntaria que sea un sacrificio aunque pequeño, así por una parte se busca imitar a Jesucristo nuestro Señor, y por otra parte se busca ser agradable, de tal forma que las súplicas sean escuchadas.

Ahora bien, ¿Qué tipo de sacrificio puede hacerse?. Pueden ser algunos, incluso en cosas pequeñas y simples, y cada persona debe buscar la guía de un sacerdote en quien se tenga confianza, mejor aún si es su confesor o director espiritual, sin embargo se proponen algunos ejemplos:

Comida: Si bien es cierto ya hay abstinencia de productos cárnicos, se puede también evitar comer alguna cosa en especial alimentos que resultan agradables, como por ejemplo los dulces o algunos condimentos.

Bebida: Igualmente se podrían moderar tanto las bebidas que son alcohólicas, como aquellas que son preferidas por su sabor.

Diversiones: Debido a que el tiempo de Cuaresma no es de diversión, resulta ser buena idea utilizar el tiempo que se destina a pasatiempos, juegos, uso de dispositivos electrónicos, navegación en Internet, cine, entro otros, que se puede destinar a fines espirituales.

Paciencia: Ejercitar la paciencia, que no significar aguantar las herejías, blasfemias ni sacrilegios, sino sobrellevar aquellas vicisitudes cotidianas.

Otros sacrificios: Muchos tipos de penitencia se han registrado en el paso del tiempo algunos de ellos de un alto grado de piedad, sin embargo no es fácil recomendar debido a que podrían ser muy fuertes para algunas personas.

Sea cual sea el tipo de penitencia que se realice, debe recordarse que no se debe hacer por soberbia (creyendo ser mejores que otros) sino agradeciendo a Dios el poder ofrecer aunque sea un pequeño sacrificio, además debe recordarse que no debe ser pensado como una especie de dieta o terapia.

En cuanto a la Oración que ya ha sido mencionada, se enfatiza en la necesidad de rezar especialmente por el bien de la Patria en especial ya que la Cuaresma ha coincidido con estos acontecimientos políticos. Por lo tanto debemos pedir la Bendición y Sabiduría a Dios Señor nuestro, el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo, la intercesión especialísima de la Virgen Santísima, Madre de Dios, así mismo la intercesión de los Santos a los cuales están dedicadas nuestras ciudades y los Santos de nuestra nación, además de aquellos de devoción propia, y la intercesión de los Ángeles Celestiales, incluyendo nuestro Ángel Guardián

Laus Deo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada