martes, 17 de enero de 2017

Binomio Espinel - Quiroz

La información del plan de gobierno del binomio procede del sitio web del CNE  



El Binomio a analizar es el conformado por el candidato a presidente José Iván Espinel Molina, quien es doctor en medicina fue director del IESS en Guayas durante el actual gobierno y la candidata a vicepresidente Doris Liliana Quiroz Cárdenas, quien también es doctora en medicina fue viceministra de Salud durante unos días en el gobierno de Alfredo Palacio.
El señor Espinel es miembro de una secta protestante autodenominada “evangélica”.

Organización política que apoya a este binomio: MFCS (Movimiento Fuerza Compromiso Social)

A continuación el análisis de parte del Plan de trabajo del binomio Espinel - Quiroz (los textos señalados con color azul claro, provienen del texto alojado en el sitio web del CNE)

...“previa aprobación de los ciudadanos por medio de plebiscito se implementará la pena de muerte en casos de pederastia y asesinato”. La cual es tal vez su propuesta más conocida, tal parece que en parte esta propuesta sirve para llamar la atención, además no lo tienen como un tema primario sino como algo que se tomaría en cuenta posteriormente, sin embargo, debe quedar en claro que la pena de muerte no contradice de las enseñanzas de la Religión Católica, si bien es cierto en la actualidad las principales autoridades eclesiásticas suelen estar en desacuerdo. En la parte final de éste post se presenta la reacción de Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia, con respecto a este tema.

“Creación de programas bien asentado a la realidad ecuatoriana en materia económica con medidas apropiadas de protección social para todos, en especial logrando una cobertura eficiente de los ciudadanos pobres o con algún tipo de vulnerabilidad dentro de la sociedad, garantizando los derechos de accesibilidad a los recursos económicos, acceso a servicios básicos, propiedad de tierras y bienes, herencia, recursos, nuevas tecnologías y servicios financieros justos.” Este es un tremendo discurso, en el cual se generaliza todo hasta el máximo, con lo cual se considgue un refrito del “buen vivir” en el cual es muy fácil prometer sin opciones realistas de cumplir tales promesas.

“Apertura para la entrada de instituciones bancarias de financiamiento internacional... regulado por la Junta Política Monetaria y Financiera” es decir ingresar más bancos en una economía que se considera en crisis, además no parece que tenga como objetivo disminuir la cantidad de instituciones públicas debido a que ya existe algo parecido http://www.juntamonetariafinanciera.gob.ec/index.html

“Disminuir de uno a dos años el bachillerato, levantando institutos superiores para que el joven pueda acceder a careas (estaba mal escrito en el documento original) técnicas a corto plazo y poder tener mano de obra calificada”. Con respecto a esto se entiende que el bachillerato pasaría de los 3 años que tiene ahora a 1 o 2, para luego ir a una carrera corta, no queda claro si es que habría uno o dos años menos de estudios en colegio, o si es que la denominada Educación General Básica (EGB) aumentría en un año o dos para compensar.

“Cambiar el Código de la Democracia para la participación política donde no se deberá exigir una estructura nacional como movimiento o partido político para la participación electoral, reduciendo el número de firmas al 0,8% del padrón electoral.” Es cierto que esta parte es interesante, sin embargo, lo que hacen con la mano lo borran con el codo, como se observa a continuación:

“Además, los candidatos deberán tener antecedentes de participación en programas sociales y proyectos en beneficio de la comunidad.” Es decir, que  los candidatos deben tener alguna justificación, típica de los proyectos realizados por reinas de belleza, o de políticos que buscan hacerse un espacio haciendo torneos deportivos, o regalando alguna cosa en Navidad, sería más de lo mismo, gente que solo pretende figurar, lo cual precisamente es una de las grande desgracias de la democracia, ya que muchas personas eligen a alguien simplemente debido a que es popular o carismático.

El señor Espinel dice no ser partidario del aborto, sin embargo, señala que debe practicarse “sólo en situaciones terapéuticas que están en contra de la vida materna o que hacen inviable la vida de un nuevo ser”, (fuente) por lo tanto fácilmente se puede deducir que si es partidario del aborto en algunos casos.
También, el señor Espinel fácilmente cambia de ideas, se autodenomina “progresista”, ha sido simpatizante de Alianza PAIS y cercano al gobierno en especial por medio de sus primos Fernando y Vinicio Alvarado, éstos últimos conocidos por haber desempeñado diferentes cargos de importancia en el actual gobierno.

Ahora bien, ¿Es el binomio Espinel - Quiroz una opción por la cual los católicos podamos votar?
La respuesta es No.

Empezando por el señor Espinel no es católico, y de la señora Quiroz poco parece hablar del tema por lo que se puede suponer que no aplica mayor importancia dentro de la política, además tenemos propuestas contradictorias, pues aparentan estar en contra del aborto, pero al mismo tiempo ponen condiciones en las que se si se podría realizar, también está el pesado y reciente pasado revolucionario y gobiernista del candidato Espinel que lo condiciona gravemente.

Fuentes:
(Acerca del candidato Ivan Espinel) 

(Acerca de la candidata Doris Quiroz)





Con ustedes el revolucionario Iván Espinel, pero claro 
estas opiniones y discursos no son muy convenientes ahora.


Finalmente transcribo lo que Santo Tomás de Aquino puso en su Suma Teológica con respecto a la pena de muerte:
“si un hombre es peligroso a la sociedad y la corrompe por algún pecado, laudable y saludablemente se le quita la vida para la conservación del bien común; pues, como afirma 1Cor 5,6, un poco de levadura corrompe a toda la masa.”
“es lícito matar al malhechor en cuanto se ordena a la salud de toda la comunidad, y, en consecuencia, el realizarlo le compete sólo a aquel a quien esté confiado el cuidado de conservar la comunidad, igual que al médico le compete amputar el miembro podrido cuando le fuera encomendada la curación de todo el cuerpo. Pero el cuidado del bien común está confiado a los príncipes, que tienen la autoridad pública. Por consiguiente, solamente a éstos es lícito matar a los malhechores; en cambio, no lo es a las personas particulares.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada